Loading...
Cálculos Biliares 2018-09-17T14:19:02+00:00

¿Qué es la colelitiasis?

La colelitiasis, conocida como cálculos biliares o litiasis biliar, se refiere a la formación de cálculos en las vías biliares (hígado/vesícula), son depósitos endurecidos de fluido digestivo que se forman en la vesícula biliar. La vesícula biliar es un pequeño órgano con forma de pera ubicada debajo del hígado. La vesícula biliar tiene un líquido digestivo denominado bilis que se libera en el intestino delgado.
Los cálculos varían en tamaño y forma, desde 1 mm hasta grandes cálculos que superan los 2 cm de diámetro. Algunas personas desarrollan un solo cálculo biliar, mientras que otros desarrollan varios al mismo tiempo.
Hay dos tipos principales de estos cálculos:

  1. Cálculos compuestos de colesterol, no tienen nada que ver con los niveles de colesterol en la sangre
  2. Cálculos compuestos de bilirrubina, que pueden desarrollarse cuando los glóbulos rojos se están destruyendo (hemólisis). Esto lleva a un exceso de bilirrubina en la bilis. Estos cálculos se denominan pigmentarios

¿Cuáles son las causas y factores de riesgo?

  • Sexo femenino: Las mujeres tienen muchas más posibilidades de sufrir colelitiasis que los hombres
  • Edad: mayor de 40 años. En la gran mayoría de casos, aunque hoy se ve mucha incidencia en edades menores y aún extremas como niños y adolescentes incluso menores de 10 años en nuestra experiencia y en varias series publicadas
  • Obesidad y sedentarismo: son dos factores importantes en la aparición de los cálculos en la vesícula debido a los malos hábitos de alimentación que llevan a este estado (Comidas muy grasas)
  • Factores hereditarios: Existen algunos casos en cuyas familias han existido casos previos de colelitiasis, y se ha convertido prácticamente en una enfermedad familiar
  • Diabetes
  • Cirrosis hepáticas o infecciones de los conductos biliares: (conductos que llevan bilis del hígado al intestino)
  • Pérdida rápida de peso: particularmente consumir una dieta muy baja en calorías o después de una cirugía bariátrica
  • Recibir nutrición a través de una vena por tiempo prolongado: (alimentaciones intravenosas)

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad?

  • La Colelitiasis puede no causar síntomas y pasar desapercibida mucho tiempo, incluso años
  • Dispepsia biliar: Es el principal síntoma y se caracteriza por intolerancia a las comidas grasas, flatulencias, distención del abdomen y a veces vómitos
  • Cólicos biliares: que prácticamente son ya una complicación de la colelitiasis, pues se producen cuando uno de los cálculos de la vesícula bloquea su conducto. Este dolor puede acompañarse de dolor del hombro derecho, dolor de espalda, náusea y vómitos

¿Existen complicaciones por cálculos biliares?

  • Colecistitis aguda: o inflamación de la vesícula, por obstrucción de su conducto, la falta de eliminación de la bilis hacia el intestino hará que se llene de bacterias y pus, en cuyo caso podría aparecer fiebre
  • Coledocolitiasis: cuando los cálculos se quedan en las vías biliares, el paciente puede presentar ictericia (coloración amarilla de piel, ojos y mucosas)
  • Colangitis o inflamación de las vías biliares: un cálculo pequeño salió de la vesícula y está obstruyendo la entrada al intestino, la vía biliar y la vesícula se llenan de pus, el paciente presenta ictericia, fiebre y dolor. Condición de infección severa que obliga a una hospitalización urgente para tratamiento. Corre riesgo su vida
  • Pancreatitis: muchas veces producida por obstrucción del conducto pancreático por un cálculo que migró desde la vesícula, condición que puede empeorar y también producir muerte del paciente
  • Colecistitis crónica: Son episodios de inflamación de la vesícula de forma repetitiva a lo largo del tiempo cuando no se ha corregido el problema en fase aguda. Puede conllevar a otras complicaciones como pancreatitis y colangitis. Incluso la posibilidad de un cáncer de vesícula se vuelve latente a largo plazo

¿Cómo se diagnostica?

  • Eco de abdomen superior: es la prueba más sensible y específica y la de más fácil acceso con una tasa de éxito superior al 95% en cálculos mayores de 2mm
  • La utilización de una tomografía (TAC) o la resonancia magnética nuclear (RMN) sirven para dudas diagnósticas o estudios preoperatorios en aquellos pacientes con factores de riesgo

¿Cómo se trata?

Cirugía laparoscópica: (colecistectomía laparoscópica) en la que se extrae la vesícula enferma con sus cálculos a través de 3 o cuatro pequeñas incisiones en el abdomen, requiere un día de hospitalización, inicio de dieta en pocas horas e incorporación al trabajo en 72 horas.