Loading...
Cáncer de Tiroides 2018-09-17T14:21:42+00:00

¿Qué es el cáncer de tiroides?

El cáncer se origina cuando las células en el cuerpo comienzan a crecer en forma descontrolada, dando origen a un tumor o masa. Las células de casi cualquier parte del cuerpo pueden convertirse en cáncer y pueden extenderse a otras áreas del cuerpo.

En la tiroides pueden formarse células malignas (cancerosas) en los tejidos de la misma. Esto origina el crecimiento de pequeños tumores o masas a las que se denomina “nódulos tiroideos”. La mayoría de los nódulos tiroideos no son cancerosos.

¿Qué es la tiroides?

Es una glándula ubicada en la parte anterior del cuello, delante de la tráquea y a unos 2 cm por encima del esternón. Tiene la forma de una mariposa. Cada uno de sus alas  se denomina lóbulo, siendo un derecho y un  izquierdo. La unión entre los dos lóbulos se denomina istmo. La tiroides contiene folículos que almacenan a las hormonas tiroideas.

La tiroides usa el yodo, un mineral que se encuentra en algunos alimentos y en la sal yodada, para elaborar sus hormonas: Tiroxina (T4) y Triyodotironina (T3), las mismas que  sirven para regular el metabolismo corporal y la función de los órganos, influyen así en la frecuencia cardíaca, el nivel de colesterol, el peso corporal, el nivel de energía, la fuerza muscular, las condiciones de la piel, la regularidad menstrual, la memoria y muchas otras funciones. 

¿Cuáles son las causas de esta enfermedad?

No se conoce aún la causa exacta del cáncer de tiroides pero hay factores genéticos y otros que constituyen factores de riesgo para la enfermedad.

  1. Factores genéticos
    • Mutaciones (cambios) en el ADN, que es el químico que conforma nuestros genes, y  controla cómo funcionan nuestras células. El ADN proviene de ambos padres.
    • Mutaciones genéticas hereditarias
    • Mutaciones genéticas adquiridas: En la mayoría de los casos de cáncer tiroideo, las mutaciones del ADN son adquiridas durante la vida de una persona a partir de ciertos factores de riesgo.
  2. Factores de riesgo:

    Cualquier situación  que aumenta el riesgo de una enfermedad se llama factor de riesgo:

    • Edad: entre 25 y 65 años.
    • Sexo femenino
    • Raza de origen asiático.
    • Haber tenido exposición a radiación en cabeza o cuello en la niñez o adolescencia
    • Haber estado expuesto a la radiación de la bomba atómica
    • Antecedentes de bocio (agrandamiento de la tiroides)
    • Antecedentes familiares de enfermedad tiroidea o cáncer de tiroides

¿Existen varios tipos de cáncer de tiroides?

Hay cuatro tipos de cáncer de tiroides: 

  • Papilar,  es el tipo más común, son sumamente tratables y, generalmente, curables
  • Folicular, también tratable y en la mayoría de casos curable.
  • Medular, a veces causado por un cambio en un gen que pasó de padres a hijos (Carcinoma medular familiar CTMF) son menos comunes pero de rápida evolución.
  • Anaplásico que es el más violento, dan metástasis (invasión a otros órganos) tempranamente y son  difíciles  de curar con el tratamiento actual.

¿Qué síntomas da un cáncer de tiroides?

  • Puede no causar signos o síntomas tempranos. A veces, durante un examen físico de rutina, puede encontrarse la presencia de uno o varios nódulos (crecimiento anormal de las células tiroideas “tumor” dentro de la glándula)
  • Los signos o síntomas se suelen presentar cuando el tumor aumenta de tamaño y pueden ser:
  • Una masa (nódulo) en el cuello.
  • Dificultad para respirar.
  • Dificultad para deglutir
  • Ronquera

¿Cómo se diagnostica el cáncer de tiroides?

  1. Una historia clínica detallada y el examen físico realizado por un especialista
  2. Ecografía: permite medir la glándula y comprobar o descartar la presencia de
  3. Biopsia por aspiración con aguja fina: La aguja se inserta a través de la piel hasta la tiroides. Se extraen varias muestras de tejido para estudio por patólogo
  4. Otros más sofisticados que podría solicitar el especialista

¿Se puede prevenir el cáncer de tiroides?

La mayoría de personas con cáncer de tiroides no tiene factores de riesgo conocidos, entonces resulta difícil hacer prevención. Es importante evitar los tratamientos con radiación, y usar las dosis más bajas posibles en ciertos estudios como radiografías o tomografías protegiendo el cuello con aislantes de radiación.

Si nota la presencia de “masas” en el cuello, debe acudir de inmediato a un especialista.

¿Qué pronóstico tiene el cáncer de tiroides?

Depende de factores como el tamaño, el tipo de cáncer, la edad y si hay o no compromiso a otros órganos (metástasis).

¿Cómo se trata el cáncer de tiroides?

Hay diferentes tipos de tratamiento para los pacientes de cáncer de tiroides.

  • Cirugía
  • Tratamiento con yodo radiactivo
  • Terapia de hormona tiroidea
  • Radioterapia con haces externos
  • Quimioterapia

A menudo se combinan dos o más de estas opciones de tratamiento.

La cirugía, es el tratamiento más común para el cáncer de tiroides. Se realiza a través de una incisión (herida) en la parte anterior y baja del cuello y dependiendo del tipo y etapa del tumor puede extraerse una parte o la totalidad de la tiroides

¿La cirugía puede tener complicaciones?

  • Al igual que todo procedimiento, no está exenta de complicaciones y pueden ser: Ronquera o pérdida de la voz temporal o permanente que podría ocurrir si los nervios de la laringe fueron seccionados durante la cirugía.
  • Las glándulas paratiroides (glándulas pequeñas cercanas a la glándula tiroides que ayudan a regular los niveles de calcio en la sangre) podrían resecarse junto al tumor y esto puede causar bajos niveles de calcio en la sangre, lo que conduce a espasmos musculares, entumecimiento y hormigueo.
  • Sangrado o formación de un coágulo sanguíneo mayor en el cuello (hematoma)
  • Infección de la herida.
  • La radioterapia con yodo radiactivo puede complementar el tratamiento quirúrgico dependiendo el tipo de cáncer y su etapa.

¿La terapia con hormona tiroidea tiene riesgos?

El exceso o dosis demasiado bajas pueden originar nuevos trastornos como hipertiroidismo o hipotiroidismo, por lo cual debe ser administrada y controlada periódicamente por el especialista endocrinólogo.

¿Cuál es el pronóstico y la supervivencia del cáncer tiroideo?

Los tipos papilar y folicular diagnosticados a tiempo tienen un excelente pronóstico y sobrevida, incluso aquellos que necesitan yodo terapia y  que no estén con metástasis pulmonar.  El medular depende de la etapa.  El anaplásico es un cáncer de muy mal pronóstico y se lo encuentra casi siempre en etapas avanzadas.