Loading...
Cirugía Bariátrica 2017-06-17T10:55:14+00:00

¿QUÉ ES LA CIRUGÍA BARIÁTRICA?

Según la SECO, Sociedad Española de Cirugía de la Obesidad, la cirugía Bariátrica son un conjunto de técnicas y procedimientos quirúrgicos, que buscan cambios en la función digestiva para conseguir pérdidas de peso mantenidas y duraderas en el tiempo. Son procedimientos técnicamente complejos y que no están exentos de complicaciones a corto ni medio plazo, y que también pueden presentar mortalidad.

Al igual que otros tratamientos para la obesidad, requiere de cambios en el estilo de vida y de mantener dietas saludables para garantizar resultados a mediano y largo plazo exitosos.

La cirugía busca dos tipos de objetivos: Reducir la ingesta, o bien, reducir la capacidad de absorción. Esto hace que haya técnicas restrictivas, malabsortivas, o mixtas que combinan los dos tipos de procedimientos.

La cirugía está indicada en pacientes con obesidad mórbida con IMC superiores a 40 kg/m², IMC es el Indice de masa corporal que se obtiene dividiendo el peso en Kg para la estatura en metros cuadrados.

Los pacientes con obesidad grave que tienen un IMC menor pero  con  enfermedades asociadas como diabetes, hipertensión, apnea del sueño, dificultad respiratoria y otras, también se benefician de la cirugía. Cuando los pacientes presentan un IMC inferior a 35 kg/m² sin enfermedades asociadas, no tienen indicación de cirugía, salvo que presenten ya afectación de la calidad de vida o síndrome metabólico. Estos pacientes también se pueden beneficiar de tratamientos no quirúrgicos, farmacológicos y dietético-conductuales. Un equipo multidisciplinar de profesionales médicos es quienes mejor pueden asesorar acerca de cuál es el tratamiento más adecuado para cada persona.

La cirugía Bariátrica se realiza por Laparoscopía (cirugía mínimamente invasiva), requiere por lo general de  5 incisiones pequeñas para introducción de una cámara de vídeo y el instrumental que reemplaza las manos del cirujano. Toma aproximadamente 1 hora de cirugía y 1 a 3 días de hospitalización.

¿QUÉ ES EL SÍNDROME METABÓLICO?

Existen un conjunto de situaciones, que desempeñan papeles importantes en las probabilidades de que una persona sufra enfermedades cardiovasculares. Estos se denominan «factores de riesgo». Algunos de estos factores de riesgo cardiovascular se presentan juntos en ciertas personas. Esta conjunción de factores de riesgo se denomina «síndrome metabólico».

Las personas con síndrome metabólico pueden tener todos o al menos tres de los siguientes factores de riesgo:

• Obesidad central

• Diabetes

• Niveles elevados de triglicéridos y niveles bajos de lipoproteínas de alta densidad

• Colesterol elevado

• Presión arterial alta

• Resistencia a la insulina

• Circunferencia abdominal mayor a 102 cm en varones y 88 cm en mujeres

La gente con síndrome metabólico tiene un mayor riesgo de sufrir un ataque cardiaco, una enfermedad arterial coronaria o un accidente cerebro vascular.

¿Cuál es la causa del síndrome metabólico?

Se piensa que el síndrome metabólico es una enfermedad genética, es decir, que se transmite en los genes de una familia, de una generación a la siguiente.

En las personas que padecen de enfermedades que se caracterizan por la resistencia a la insulina, tales como la diabetes y la hiperinsulinemia, son mayores las probabilidades de tener síndrome metabólico. La diabetes es una enfermedad en la que el organismo no puede producir ni responder bien a la hormona insulina. La hiperinsulinemia, es una enfermedad en la que se bombean grandes cantidades de insulina a la corriente sanguínea.

Cuando hay mucha insulina en la sangre  aumenta el riesgo de sufrir un ataque cardíaco, porque la insulina tiene estas particularidades:

• Eleva los niveles de triglicéridos.

• Reduce los niveles de lipoproteínas de alta densidad (HDL o «colesterol bueno»).

• Eleva los niveles de lipoproteínas de baja densidad (LDL o «colesterol malo»).

• Hace más difícil que el organismo elimine las grasas de la sangre después de comer.

• Eleva la presión arterial.

• Aumenta el riesgo de que se formen coágulos.

¿Cuáles son los síntomas del síndrome metabólico?

Los pacientes que tienen síndrome metabólico rara vez presentan síntomas. Sin embargo, ciertos signos pueden conducir al médico al diagnóstico del síndrome metabólico.

¿Cómo se diagnostica esta enfermedad?

Es importante verificar los niveles de colesterol HDL y triglicéridos, la presión arterial y el peso corporal, cuyas alteraciones nos orientan a pensar en un síndrome metabólico. Se deben determinar también los niveles de glucosa e insulina en la sangre.

¿Cómo se trata el síndrome metabólico?

El tratamiento es multidisciplinario, intervienen el endocrinólogo, el cardiólogo y un nutricionista. Es importante cambiar hábitos de tabaquismo, alcohol y sedentarismo y esperar resultados antes de tomar una decisión más radical como una cirugía metabólica.

 

OBESIDAD

La Organización Mundial de la Salud (OMS) la ha catalogado como la epidemia del siglo XXI ya que afecta en la actualidad a 1.700 millones de personas en el mundo. El grado más extremo de sobrepeso es la obesidad mórbida. La obesidad mórbida presenta característicamente otras enfermedades asociadas y que afectan su calidad de vida: hipertensión arterial, diabetes, apnea del sueño, insuficiencia respiratoria, reflujo gastroesofágico, infarto de miocardio, accidentes cerebro vascular, hernias de disco vertebral, artrosis, y más. Cuando el paciente llega a este grado de obesidad, los tratamientos médicos actuales (cambio de hábitos, dietas, ejercicio, medicamentos) no son eficaces en un 96-98% de los pacientes.

Los resultados de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut 2011 – 2013) señalan que 5´558.185 ecuatorianos de entre 19 y 59 años sufren de sobrepeso u obesidad. El problema también se repite en dos segmentos más de la población: un 29,9% de menores de 5 a 11 años está con sobrepeso y el 26% de adolescentes entre 12 y 19 años también.

La obesidad es una enfermedad crónica de complejo tratamiento que se asocia al riesgo de muerte prematura.  El tratamiento médico ha demostrado tener alta frecuencia de fracaso a largo plazo incluso combinando terapias. 

Más Información

CIRUGÍA BARIÁTRICA EN DIABETES (CIRUGÍA METABÓLICA)

¿Qué es la cirugía metabólica?

La cirugía para la obesidad produce una mejoría espectacular de los niveles de glicemia (azúcar en sangre) en los pacientes que además tienen diabetes tipo 2 mal controlada. Es así como nace la cirugía metabólica como una alternativa  más para una de las enfermedades de mayor crecimiento en el mundo.

La cirugía metabólica es un conjunto de procedimientos quirúrgicos que tienen como objetivo remitir  la diabetes tipo II y todas las alteraciones metabólicas asociadas. Hoy este procedimiento está considerado incluso de manera independiente del índice de masa corporal, puesto que hay pacientes que sin necesidad de tener obesidad padecen del resto de componentes de un síndrome metabólico o diabetes tipo II de difícil tratamiento.

¿Cuáles son los beneficios de la cirugía metabólica?

Pocos días después de realizar un tipo de puente gástrico, que consiste en la exclusión del duodeno, en un paciente obeso que además tiene diabetes tipo II,  bajan espectacularmente los niveles de glicemia, incluso antes que se aprecie pérdida de peso. La mejoría es superior a cualquier tratamiento intensivo de la diabetes tipo II. La remisión de la enfermedad se ha descrito hasta en un 80% durante el primer año y hasta 45% en 5 años, lo que evita el uso de medicamentos y obviamente mejora la calidad de vida. Además es importante resaltar el hecho de que el diabético tipo II no necesita ser obeso para beneficiarse de un tratamiento con cirugía Bariátrica.

La cirugía metabólica tiene muchos resultados antidiabéticos, porque luego de realizar el bypass gástrico la comida pasa mucho más rápido al intestino delgado y ese estímulo hace que aumenten las hormonas antidiabéticas, lo cual regula los niveles de glicemia.

El duodeno es el primer segmento del intestino delgado y en la operación se impide que la comida pase por él y por las inmediaciones del páncreas.

En la diabetes tipo II existe un déficit de ciertas enzimas, lo cual impide que la insulina entre al músculo y hace que se quede en la sangre  (“resistencia a la Insulina”). A largo plazo esta deficiencia puede desarrollar infartos cerebrales y del corazón, deficiencia de circulación en órganos como el riñón, la retina y la piel distal de las extremidades, sobre todo inferiores, lo que  termina en pérdida de la visión y amputaciones.  Además, la diabetes mellitus es considerada entre las principales causas de muerte.

Con la cirugía se ve mejoría del cuadro metabólico: se reducen los riesgos cardiovasculares, valores de lípidos en sangre y necesidad de medicación anti hipertensiva.

Aún se investiga si la cirugía metabólica mejora la supervivencia de estos pacientes, pero probablemente sea así, pues al mejorar su calidad de vida, lo más probable es que mejore su supervivencia en el tiempo.

Más Información

 Alex McGough Jersey